arquiRED Mexico
World Architecture Festival 2011

»

Preservación del Patrimonio Edificado
TEMPLO Y EX CONVENTO DE SAN AGUSTÍN ACOLMAN
Fuente: Instituto Nacional de Antropología e Historia INAH

El Templo y Ex Convento de San Agustín Acolman es un monumento nacional cuya declaratoria le fue otorgada en 1933. El inmueble está asentado sobre un basamento prehispánico. Su primera etapa constructiva se atribuye a fray Andrés de Olmos. En la segunda, se edificó una gran nave techada con vigas y teja, la planta alta del claustro, las celdas y la capilla abierta.

En 1558, durante la tercera etapa constructiva, se edificó el arco triunfal del ábside del templo, y probablemente la bóveda de nervadura y un nuevo claustro, al mismo tiempo que la cocina, el anterrefectorio, el refectorio, el antechocolatero, el chocolatero, la sacristía y la despensa.

La cuarta y última, en 1560, se adjudica la terminación de la portada, y la construcción de la planta alta del claustro grande, en el que se incluyó a la biblioteca, las salas capitulares y más celdas. En ese mismo siglo se construyeron los retablos de estilo barroco. Otros espacios con que cuenta el Templo y ex Convento de San Agustín Acolman, son las caballerizas, el atrio, los huertos, los caminos procesionales, la cruz y la barda atrial.
 

Templo y Ex Convento de San Agustín Acolman : INAH

 

Historia

En la etapa prehispánica, el pueblo de Acolman fue un señorío independiente y aliado a los llamados tecpanecas, cuya cabeza se encontraba en Azcapotzalco. Después de varias guerras, fue conquistado por los mexicanos y los de Texcoco. Acolman quedó entonces como pueblo tributario de piedra, cal, madera y objetos para construir y reparar palacios y templos. Durante la conquista española, el sistema de organización que se impuso fue de encomiendas, y Acolman quedó bajo la tutela del español Pedro Solís de los Monteros.

En las primeras décadas del siglo XVII, y debido a las inundaciones que sufría la Ciudad de México, se determinó construir una presa para contener y desviar el caudal de los ríos de la región, que desbordaban el lago de Texcoco, con resultados funestos para la población de Acolman y de sus comunidades aledañas. En 1629, ocurrió una inundación que anegó el convento agustino, y 16 años después, en 1645, sufrió otro evento igual.

La construcción del inmueble se remonta a cuando era provincial fray Alonso de la Veracruz. En 1558 se edificó el ábside, y en 1560, en tiempos del virrey Luis de Velasco, se concluyó la portada. El claustro grande y otras dependencias situadas en el lado norte son más contemporáneas. Gracias a una inscripción que se conserva en el arco del coro, se sabe que la iglesia fue reconstruida en 1735. En aquel momento, se repuso la bóveda y se colocó pilastras gruesas en el interior, y varios contrafuertes, en el exterior.

Recorrido Virtual

El Instituto Nacional de Antropología e Historia te acerca a los museos, zonas arqueológicas y exposiciones destacadas en México. A través de diversos paseos virtuales, deseamos que disfrutes del patrimonio cultural y que conozcas algunas piezas representativas que forman parte de nuestra historia: culturainah.org/panorama360/acolman/

Texto e Imágenes: Instituto Nacional de Antropología e Historia INAH

Para mayores Informes
Museo Virreinal de Acolman
Calz. de los Agustinos s/n
C.P. 55870 Acolman, Estado de México
Tel. 01 (594) 9.57.16.44
contactoweb@inah.gob.mx
www.inah.gob.mx

© 1998 - 2000 arquiRED Reservados Todos los Derechos 
contacto@arquired.com.mx